Coches y Seguros

Ahorra tiempo y dinero en tu seguro de coche

Seguro para jóvenes

Archivado en Ahorro
El 25.05.2015

Para muchos usuarios nóveles no es fácil encontrar una póliza que se adapte a su bolsillo, y es que la mayoría de aseguradoras penalizan a los conductores menores de 25, 26 o 27 años. Algunas incluso mantienen el recargo hasta los 30 años.

Vamos a ver que opciones tenemos para bajar el precio del seguro:

– Utilizar el coche familiar, incluyendo un suplemento como conductor principal u ocasional. Esta opción puede ser la más económica para el que va a utilizar el coche que tienen en casa y que ya está asegurado. Incluir un suplemento como ocasional en algunas aseguradoras puede tener un coste muy bajo, desde unos 50 euros anuales dependiendo del coche y del tipo de póliza.

– Buscar un coche de poca potencia. Esto depende del tipo de vehículo; deberemos observar la relación peso/potencia. Intentar no exceder los 90 cv en coches pequeños y los 130 cv en compactos o berlinas. Evitar deportivos, furgonetas y coches tuneados.

– Si el vehículo es nuevo o está a todo riesgo (daños propios), contratar una franquicia aunque sea baja ayudará a rebajar la prima.

– Acudir primero a la compañía donde tengamos asegurados otros riesgos. Un conductor novel no suele ser plato de buen gusto pero si ya tenemos otros seguros con el mismo corredor o aseguradora lo aceparán e incluso pueden llegar a compensarnos el mal trago con un descuento comercial. Un conductor novel puede tener recargos tanto por la edad como por la fecha del carnet de conducir.

– Desconfía de las pólizas “básicas”. Es muy probable que necesites hacer uso del seguro así que cuidado con todas estas pólizas descafeinadas. Estadísticamente las aseguradoras saben muy bien de donde pueden recortar.

– Evita asegurarte en el Consorcio de Compensación de Seguros. Salvo casos excepcionales en los que por el tipo o uso del vehículo ninguna aseguradora quiera asegurarte, evita el Consorcio. Puedes encontrar pólizas más completas y económicas a través de una aseguradora evitando circular exclusivamente con el seguro obligatorio.

– Pregunta a la aseguradora si te van a hacer algún descuento comercial cuando en un futuro cambies de vehículo y pases a ser el tomador, figurando anteriormente como conductor ocasional o principal en el vehículo que ahora vas a conducir.

– Vigila las exclusiones que hacen algunas aseguradoras en cuanto a conductores nominados, exclusión de coberturas según la franja horaria y otras jugadas similares que rozan la legalidad.

– Posiblemente los buscadores de precio que hay en internet te rechacen o te den un precio erróneo. Intenta en lo posible acudir a una correduría o a un mediador para que te tarifique debidamente. Un ahorro de 100 euros anuales, hasta que hayas cumplido los 25 o 26 años, es ya una cantidad considerable. Es interesante dedicarle un tiempo y estar bien asesorado ya que lo vas a ahorrar a largo plazo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *