Coches y Seguros

Ahorra tiempo y dinero en tu seguro de coche

Cancelar el seguro

Archivado en Póliza
El 24.05.2015

Si nos damos una vuelta por los foros vemos a muchos usuarios que se hacen esta misma pregunta. Las respuestas son de lo mas diversas.

En principio la Ley deja una puerta abierta regulando la obligación del pago de la prima a lo especificado en las condiciones de la póliza.

Si no hace ninguna mención, deberemos atenernos a lo que marca la legislación:

Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del periodo del seguro en curso.
Artículo 22, párrafo segundo de la LCS.

Esto es así, tanto si la oposición a la prórroga se formula por parte de la entidad aseguradora como si la realiza el tomador del seguro. No obstante, se permite una reducción de dicho plazo legal de preaviso, en beneficio del tomador del seguro o del asegurado.

Resumiendo: para clientes particulares, enviad con al menos dos meses de antelación una carta de baja firmada por el tomador del seguro acompañada de una fotocopia del NIF. Si ya estamos fuera de plazo, mi consejo es realizar una simple llamada al mediador para informarle de nuestras intenciones. Posiblemente os ofrecerá una solución para cancelar el contrato en la medida de sus posibilidades.

En el peor de los casos tendréis información suficiente para tomar una decisión.

¿Puede subirme la aseguradora el precio y tengo que tragar? Por supuesto que no. La aseguradora no puede incrementar el precio unilateralmente, aunque si puede existir una regularización (moderada) de la prima.

Tampoco tiene la obligación de notificar el precio de renovación, no obstante, la mayoría de aseguradoras mandan una carta de cortesía informando de la prórroga del contrato. Sí deberá comunicar con al menos dos meses de antelación una modificación de la póliza para que el asegurado pueda decidir si le siguen interesando las nuevas condiciones.

¿A que nos arriesgamos si devolvemos el recibo? A que nos realicen una reclamación judicial, probablemente vía monitorio. Rápido y contundente. Además de pagar el recibo tendremos que asumir otros costes adicionales: abogados, procuradores, tasas…

Podemos estar a favor o en contra de esta Ley pero a día de hoy es la que tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *